• Marisol

Viajando a Turquía durante el "Ramazán"




El Ramadán, en turco "Ramazan" es el mes santo del calendario musulmán, las fechas son siempre diferentes ya que se rige por el calendario lunar; cada año se desplaza once días con relación al anterior.

Comienza y termina con la luna nueva.

Para los musulmanes es una festividad muy especial y es considerado el mes islámico más sagrado.


Se celebra el descenso a la tierra de la palabra de Dios, es decir; El libro sagrado de los musulmanes, El Corán fue revelado a Mahoma por el arcángel Gabriel en el noveno mes del calendario musulmán. Durante estos días las puertas del cielo se abren llegando las oraciones más fácilmente a Dios.



Los musulmanes durante este mes, se dedican a la reflexión, a la contemplación y devoción a Dios mediante la oración y la lectura del Corán.

Evitan los malos actos, malas palabras, rencores, mentiras.


Es una época de renovación espiritual


Celebran una noche muy especial; “Laila Al- Qadr” (Noche del Poder) se conmemora cuando fue revelado el Corán al profeta Mahoma, generalmente es la noche del día 27 del mes del Ramadán pero varía dependiendo de la corriente musulmana.


Durante el Ramazán los musulmanes ayunan desde la salida del sol hasta el ocaso.

Además de este ayuno, se abstiene de fumar, beber y hasta de masticar chicle.

Uno de los motivos de este ayuno es para practicar la autodisciplina y hacer empatía con los más necesitados.


Desde nuestra visión turística, el Ramadán puede ser una experiencia cultural memorable.


Turquía es uno de países musulmanes más liberales del mundo. No tiene leyes estrictas para la celebración del Ramadán, hay quienes incluso no ayunan y aprovechan la ocasión para reunirse con amigos y familiares durante esas noches.

Muchas personas debido a la edad al trabajo o por enfermedad no ayunan, compensan esto haciendo obras de caridad.

La obra de caridad es otro aspecto fundamental del Ramadán


Los tres últimos días del ayuno compran ropa nueva, compran regalos que se darán a los amigos y familiares y los niños van de casa en casa recogiendo dulces.


Nos afectará como turistas el viajar a Turquía durante el ramazán?

En lo absoluto, La mayoría de los restaurantes estarán abiertos especialmente en Estambul, y otras ciudades turísticas como Kusadasi o Capadocia, tampoco tendremos problema en conseguir bebidas alcohólicas.

Tendremos la suerte de saborear comidas y dulces especiales que se hacen solamente durante esta época.


El ambiente es festivo, las ciudades se iluminan, las mezquitas las adornan y las que tienen más de un minarete les cuelgan un cartel llamado Mahya, -una costumbre que viene desde la época otomana.-

Cuando se acerca la puesta del sol, la ciudad vuelve a la vida, las calles se llenan de mesas para las personas que no tienen donde ir a romper el ayuno o quieren compartir con vecinos y amigos este gran festín llamado Iftar -que es la celebración de la primera comida diaria después del ayuno-


Un postre especial de esta época es el Güllaç elaborado con leche y bajo en azúcar, se decora con pistachos y semillas de granada. El Pan de ramadán o Pide, dicen es riquísimo, la gente hace cola en la panaderias para llevarlo fresco y calentito.

Se organizan eventos especiales, actividades culturales y conciertos.


Otra costumbre que viene de la época otomana, es que antes que salga el sol van tamborileros anunciando se levanten para el Sahur la comida que tomaran antes que salga el sol. Así que no se asusten si los escuchan en la madrugada!


Seguro que será una experiencia única visitar Turquia en ramadán.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo